fbpx

¿Que tipo de intercambio estoy dando?

  • -
Revista Prosperity

¿Que tipo de intercambio estoy dando?

Conoce el tipo de intercambio para tener éxito y expandir tu negocio…

A continuación te comparto un artículo de la Revista Prosperity, con el cual podrás verificar el tipo de intercambio que estás dando a tus clientes y mejorarlo para lograr expandir tu negocio y prosperar:

Las cuatro condiciones de intercambio

 

Revista Prosperity

Revista Prosperity

de L. Ronald  Hubbard,

“Existe un término que se emplea en los negocios llamado “intercambio justo”. Apliquemos esto a un grupo que se dedica a dar servicio al público.

Podríamos aislar cuatro condiciones de intercambio.

  1. Primero considera a un grupo que recibe dinero pero no entrega nada a cambio. A esto se la llama timo. es la condición de intercambio de los ladrones, … y otros elementos criminales.
  2. La segunda condición es el intercambio parcial. El grupo recibe pedidos o dinero para bienes y luego entrega una parte o una versión alterada de lo que se pidió. A esto se le llama “dar menos” o “meterse en deudas”, ya que el grupo debe cada vez más en servicios o bienes.
  3. La tercera condición es el intercambio que se conoce, legalmente y en la práctica de los negocios, como “intercambio justo“. Se aceptan pedidos y dinero, y se entrega exactamente lo que se ha pedido. La mayoría de los negocios y grupos que tienen éxito, actúan basándose en el “intercambio justo”.
  4. La cuarta condición de intercambio no es común, pero se podría llamar intercambio en abundancia. Aquí uno no da dos por uno ni servicio gratis, si no que da algo más valioso que aquello por lo que se recibió el dinero. Ejemplo: El grupo tiene diamantes a la venta; se encarga un diamante regular; el grupo entrega un diamante blanco azulado superior al regular. Además lo entrega puntualmente y con cortesía.

La cuarta condición es la preferida…  Producir en abundancia y tratar de dar mejor calidad de la que se espera. Entregar y recibir el pago por ello, por supuesto, pero entregar algo mejor a lo que se pidió, y más… Siempre  tratar de entregar un resultado mejor de lo que se esperaba.

Este cuarto principio es casi desconocido en los negocios o en las artes. Sin embargo, es la clave para tener un éxito extraordinario y expansión.

Depende de cada miembro del staff  en un grupo cuál sea el ingreso del grupo y cuál sea su propia paga. La organización no puede ganar más, y a cada miembro no se le puede  pagar más de lo que establecerá el principio que elijan seguir.

Si siguen el número tres, se las arreglarán. Pero si siguen el número 4, realmente florecerán y prosperarán. Y es el único que garantiza la expansión.”

L.Ronald Hubbard


  • 1
Diferénciate en las guerras de precios

Qué hacer en una Guerra de Precios

 

Siempre las empresas buscan la manera de ganar mercado, aumentar el número de clientes y de ventas. Esto es muy importante ya que esta acción es imprescindible para mantenerse en el mercado y tener un crecimiento constante. Pero no te permitas caer en una guerra de precios.

 

Qué es una guerra de precios

Sé diferente

Evita las guerras de precios

En algunas ocasiones las acciones de bajar el precio son una reacción ante las dificultades económicas del país y una de las opciones más populares para lograr mantenerse en el mercado, aunque no es la más adecuada y puede ser el comienzo de un fracaso, escasamente puede aumentar el número de clientes y si lo hace es de forma artificial y con un nivel de fidelización muy bajo, al tiempo que disminuye el beneficio de las empresas y fuerza a que tenga que hacer lo mismo la competencia, con el agravante de que esta baja un poco más el precio de sus productos.

Lo anterior desata una cadena de reacciones que se empeora cuando se siguen bajando los precios consecutivamente en el transcurso del tiempo, hasta el punto en que encontramos que en un sector próspero los precios bajan y bajan y siguen bajando junto con la calidad del producto.

En algunos casos algunas empresas no pueden soportar más y cierran su actividad junto con sus ilusiones. Puede parecer que este es un logro para quienes se mantienen, pero no es así…

A esto se le conoce como Guerra de Precios  y como en cualquier guerra Todos pierden, aunque en apariencia parezca que alguien gana.

Puede parecer una ley natural el hecho de que algunos tengan que perder para que otros ganen, pero eso no es del todo verdad.

 

Todos pierden

Donde no hay competencia no hay esfuerzo, la economía se estanca, y aunque los precios se reajusten en una crisis económica de forma natural, la guerra de precios es una perdida para todos:

  • Pierden las empresas que cada vez tienen que reducir el precio en detrimento de los beneficios económicos de su actividad
  • Pierden los trabajadores que tienen que aceptar condiciones desfavorables en sus sueldos o incluso se ven despedidos, porque no hay ventas y hay que reducir gastos.
  • Pierden los proveedores porque no logran pagar sus costes y tienen que entregar productos de menor calidad o incluso perder sus clientes al competir con proveedores extranjeros, que mantienen condiciones de producción a veces menos dignas para sus trabajadores.
  • Pierden los clientes que reciben productos de menor calidad.
  • Pierde el país y el gobierno que no percibe la misma cantidad de dinero para el mantenimiento de la economía, los programas de desarrollo empresarial y el progreso de las ciudades.

 La lógica tiene que ser diferente si quieres prosperar.

 

Como evitar las guerras de precios

A continuación te vamos a decir cómo evitarlas y cómo actuar sabiamente para que prosperes siempre.

Cuando veas que estás entrando en una guerra de precios, y que tu competencia está bajando más y más el precio, entras en dilema de bajar o no los precios de tus productos…

Puedes decidir bajarlos, pero te aseguramos que puedes estar comenzando una acción de “pan para ahora y hambre para mañana”, en perjuicio de tu entorno.

Diferénciate en las guerras de preciosDiferénciate en las guerras de precios

En los momentos en que te encuentres ante esta situación, lo mejor que puedes hacer es diferenciarte de tu competencia con otras variables de producto o servicio como: calidad, eficacia del producto o entrega rápida, características como el sabor, color, la marca, el empaque, el diseño, la garantía, valores que se quieren trasmitir y otros servicios y beneficios adicionales.

Pon a prueba tu inteligencia, para dar lo que necesiten los clientes en este nuevo contexto.

Otra alternativa es crear gamas altas y bajas, sin una diferencia exagerada en el precio, para que los clientes que te compren comprendan que las calidades son diferentes o los servicios son diferentes, pero sobretodo esfuérzate por vender un mejor producto o dar un mejor servicio, ya que es un mejor producto o servicio el que te permitirá mantenerte en el mercado y hará que tus clientes te prefieran.

La diferenciación se puede hacer en producto y servicio, hay varias formas de hacerlo dependiendo del sector y esto te permite lograr tener el mismo precio y beneficios superiores, agregando valor a tus clientes para fidelizarlos y dar a conocer estas ventajas de tu producto o servicio.

 

Conoce lo que tus clientes necesitan y desean

Puedes hacer encuestas o preguntas sencillas a tus clientes sobre lo que quieren, necesitan y desean, para conocerlos mejor.  Escucha entre sus conversaciones lo que dicen y te darás cuenta que te están pidiendo algo valioso.

Se inteligente
En las encuestas siempre dirán que el precio es relevante, pero recuerda que esto no te va a diferenciar de tu competencia, y si este es el factor diferenciador ten presente que vas en la dirección opuesta a la prosperidad, ya que es muy difícil continuar brindando buen servicio, calidad y garantía con precios muy bajos.
Un dato interesante es que los clientes prefieren que les den más por el mismo precio (por ejemplo 20% más de producto gratis) a que les hagas un descuento.

Cuando existan dificultades por guerras de precios lo primero es hacer encuestas sobre lo que los clientes necesitan y desean, si esto te puede diferenciar de la competencia y si es así promocionarlo. Y sobretodo buscar la manera de dar el mejor servicio y atención a tus clientes.

Si hay algo que no puedes dar a conocer con tu publicidad, puedes poner en los artículos promocionales la dirección de tu pagina web y complementar allí la información para que tus clientes aumenten su conocimiento y logren valorar tu producto.

Promociona eso que te hace diferente con publicidad tradicional y online, redes sociales, campañas de mailing (envío de correos electrónicos), página web, blog, etc.

 

Una vez pase la situación difícil, verás que tu actividad, empresa o negocio no será más pequeño, sino por el contrario estará en una mejor condición, te habrás fortalecido, tendrás unos clientes de un nivel superior que quieren productos de calidad, que te respetarán, valorarán tu producto y te recomendarán. Es decir, tendrás clientes fidelizados.

¡Así ganas tú y ganamos todos!

¡En P&P Marketing queremos que promociones, queremos que prosperes!


Contáctanos

Tel: 661004479
¡Queremos que prosperes!

Suscríbete y recibe Tips de Marketing

¡Quiero suscribirme!

Recibe nuestros consejos de marketing completamente gratis!!!

Asociado a ASCOBE